Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Inicio Llamar Carrito0

Rutina cosmética minimalista, ¿en qué consiste?

La rutina cosmética minimalista existe. Está en auge y nos gusta. Las escandinavas y francesas la adoran. Ahora que lo conocemos entendemos por qué. Si buscas una rutina cosmética sencilla y sin complicaciones, tenemos que decirte algo. La rutina minimalista es para ti.

La clave para empezar en el mundo de la cosmética y del cuidado de la piel es empezar poco a poco, sin prisas, sin estrés y sin agobios. No te abrumes con millones de productos o multitud de pasos. Simplificar las rutinas para que no nos de pereza hacerlas diariamente y acostumbrarnos a hacerlas sin que suponga un suplicio es fundamental. Eso es una rutina minimalista, pocos pasos y productos básicos pero efectivos.

Te proponemos una rutina sencilla, fácil, rápida y a la vez que efectiva, con los productos imprescindibles para notar una piel bonita y sana.

Para lograr este hábito nuestra recomendación es empezar aplicando los tres pasos más importantes:

1. Limpieza

Con un limpiador adecuado para cada piel (según los gustos y preferencias de cada uno). Es necesario para que los poros no se obstruyan y eliminar los residuos generados durante la noche.

2. Hidratación

Un básico es una crema hidratante que aumente el contenido de agua en la piel. Hay muchas opciones, pero un producto hidratante eficaz deberá contener una combinación de ingredientes emolientes, humectantes y reparadores de la barrera cutánea. Y si además incorpora en su fórmula antioxidantes, ¡mejor qué mejor! Ayudarán a proteger la piel del daño oxidativo.

3. Protección solar

Es imprescindible todos los días del año. Nos protege de las radiaciones UV, que dan lugar al envejecimiento prematuro (arrugas, manchas…) y aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel. Si no nos aplicamos protector solar, la rutina no valdrá de nada.

Esto sería un buen comienzo si quieres empezar a tener una rutina para cuidar tu piel cada día sin demasiado esfuerzo. Con el tiempo, podrías añadir otros pasos según las necesidades de tu piel en cada momento, o incluso, añadir un extra una o dos veces por semana, como la aplicación de mascarillas o alguna sesión exfoliante.

¿Te animas a seguir un ritual cosmético sin complicaciones? ¡Los resultados en tu piel son altamente adictivos!

Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviamos a todo el mundo

ES